Redes Sociales y cómo sacarles partido simultáneamente

Las Redes Sociales o RRSS sin duda ofrecen a las empresas una herramienta muy útil. Aunque tener varios perfiles para un mismo fin es complicado. Porque cada una de ellas es diferente y debe tener contenido distinto. Entonces ¿renuncias a aparecer en todas ellas o te decides a optimizar cada una?

Quizás piensas que es más práctico tener un único perfil. Escoger la plataforma en la que está presente tu público objetivo y crear una cuenta solo en ella. No sería desacertado. Aunque las RRSS tienen diversas funciones y podrías estar perdiéndote algunas de ellas. ¿Quieres saber más?

Utilidad de las Redes Sociales

Vamos a ver las funciones de márketing que cumplen las Redes Sociales. Si has participado alguna vez en el diseño de una campaña de este tipo, sabrás que no solo se trata de establecer estrategias de ventas. También hay que pensar en el branding. Es decir, todas esas acciones encaminadas a posicionar tu marca, a mejorar su prestigio y a crear confianza en el futuro consumidor.

El branding no aporta ventas directas, pero consigue atraer más tráfico hasta tu web o tu producto. Esto significa tener una mayor visibilidad y la traducción a futuro serán mayores ventas. Por este mismo motivo las campañas de marketing se componen de acciones de todo tipo; unas nos ayudarán a vender más ahora y otras a mejorar nuestro estatus. Por lo tanto, a vender más a futuro.

Esto significa que, plantearse la presencia en tres, cuatro o más Redes Sociales, podría ser más útil de lo que pueda parecer. Ahora bien, disponer de páginas o perfiles que no tienen actividad no sirven para nada. Y no es que lo diga yo, es que si no lo haces bien no vas a conseguir sacar partido. Lo mismo sucede cuando tu actividad no es la adecuada. O peor. Podrías perjudicar tu marca.

Gestionar varias Redes Sociales a la vez

Aquí empieza la parte complicada. Ya has visto que aparecer en las RRSS puede beneficiarte. Pero ojo, recuerda que son plataformas diferente. Esto significa que puedes redactar un única entrada y publicarla en todas a la vez. No sin hacer ciertos cambios. Y aquí debemos hablar un poco de target o público objetivo. ¿Has consultado alguna vez las estadísticas de tus RRSS? La información es poder y la digital puede ayudarte más de lo que crees.

Una de las partes más curiosas que conocerás si consultas las estadísticas es que los resultados cambian. Por ejemplo, podrías tener un mayor porcentaje de seguidores mujeres en Facebook, entre 25 y 44 años. Sin embargo, si consultas Twitter quizás veas que en este caso son hombres de entre 35 y 54 años. Y también será diferente para Pinterest, LinkedIn o Instagram.

Ahora bien ¿qué significa esto? Muy fácil. Debes pensar a qué grupo de personas te diriges antes de decidir cómo debes hablarles. Y, por supuesto, tu contenido será diferente en cada ocasión. Pero hay más. Si una de variables son las personas a las que te diriges, la otra es la red en la que escribes.

Volviendo al tema del branding, la segunda variable dependerá de la finalidad. Vamos a explicarte esto un poco más detenidamente. Y para ello, tendrás que conocer bien a tu tipo de cliente.

¿Qué tiene que ver tu target con las RRSS?

No solo con las Redes Sociales, tu target es la razón de existir de tu empresa. Es por eso que debes conocerlo en profundidad. Deberías ser capaz de anotar una serie de detalles respecto a tu tipo de cliente. Definirle a él y sus características. De esta forma podrás localizar a ese cliente ideal en alguna de tus RRSS.

Vamos a suponer que está en Facebook. En ese caso deberás orientar tus publicaciones a la venta en esta plataforma. Incluso ofrecer promociones de pago en alguno de tus anuncios. También podrías estar en su Marketplace o añadir botones específicos para la venta de producto. Esto lo puedes conseguir adecuando la plantilla que tienes en tu página. Verás la opción dentro del apartado “Configuración”.

Por otra parte, si tu público objetivo se encuentra en LinkedIn, será aquí donde deberías invertir. Sobre todo para acelerar tu posicionamiento. Esto podría pasar si tu producto va dirigido a otras empresas y no al consumidor final.

Concretando un poco. Esta segunda variable condicionará lo que publicas según la red en la que estás. Así que, por un lado adecuarás tu tono a tu público y por el otro tu mensaje. Y si en una de tus Redes Sociales está tu target, en el resto tendrás que trabajar tu branding.

Otros trucos para terminar

Una de las formas más rápidas para crecer en visibilidad es la interacción. Piensa en esto como una correspondencia; tú comentas otras publicaciones y otros comentarán las tuyas. Por eso se establecen ciertas reglas a la hora de publicar. Una de ellas podría ser que, por cada publicación tuya, debes compartir una, comentar otra y dar cuatro “Me gusta”. Recuerda: el 1 – 1 – 4. Verás cómo funciona.

En otras redes como LinkedIn lo que mejor funciona es la curiosidad. Esto sucede porque cuando entras a ver el perfil de alguien, la plataforma manda un aviso a su dueño. Este aviso irá acompañado de tu imagen y claro, la curiosidad le llevará a corresponderte. ¿Lo mejor? Parte de estas personas que visitan tu perfil por curiosidad te pedirán contacto. De esta forma también ampliarás tu red. Y si tu red de contactos es mayor, tus publicaciones llegarán a más gente.

Antes de terminar, no me gustaría olvidarme de hablar de la ortografía. Supongo que es algo que queda claro, pero nunca está de más recordarlo. Igual que tú cuidas tu imagen cuando vas a una entrevista, también debes hacerlo cuando representas a tu marca o producto. Seguro que ir con pantalones cortos y chanclas para cerrar un contrato importante no te ayuda a conseguirlo ¿por qué un texto descuidado no tiene la misma importancia?

Estos consejos te servirán para mejorar tus publicaciones en las Redes Sociales. También verás cómo mejoran tus seguidores y con el tiempo también tus ventas. Y recuerda que aquí solo hay dos opciones: o lo haces bien o mejor borra tus perfiles. Y si necesitas ayuda llama a ALG Informatica y te pasaremos presupuesto sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *