Me gustaría explicarte con detalle este punto porque es algo que parece confundir en general a mucha gente. Es cierto que tener una web de venta on line ahorra muchos costes a las empresas, por ejemplo: no hay que pagar el alquiler de un local ni agua o luz, no gastamos dinero en personal asegurado y esto supone muchos costes que nos evitamos (seguridad social, impuestos físicos, mutua y otras gestiones obligatorias).

Eso no quiere decir que con pagar el diseño de tu web, su dominio y alojamiento esté todo hecho.

En la red hay miles de millones de páginas web y de abren cientos de nuevas páginas cada día, pero tener una página web sin más es como abrir una tienda en medio del desierto ¿piensas que va a ser abrir y dejar que te llueva el dinero?

Si abres una web también necesitas, igual que en otro comercio cualquiera, una estrategia de márketing, publicidad o difusión; necesitas decir a todos que tu tienda existe, lo que vendes y dónde la tienes, si quieres que te vean o que te encuentren. Sin embargo, tu tipo de producto y el sector al que te diriges serán los que definirán cómo de grande debe ser tu esfuerzo y me explico. Seguro que habrás oído alguna vez la comparativa de éxito siguiente: si quieres bailar con alguien, quizás debas preguntar a 10 personas antes de conseguir que una te diga que sí ¿te suena? Pues bien; si tu vendes camisetas unisex de manga corta tu público podría ser casi cualquiera, porque son prendas que en algún momento usamos todos, que tienen una cierta duración y que solemos renovar sin mucho problema, ya que también su precio es económico. No obstante, si tú vendes barcos tu cliente potencial se reduce muchísimo, lo que significa que, siguiendo el ejemplo anterior, en lugar de preguntar a 10 personas hasta conseguir un sí, quizás tengas que preguntar a 10.000 personas hasta conseguir un sí. Para esto tenemos en cuenta el tipo de producto y el porcentaje que suponen los clientes a los que va dirigido, entre otros detalles.

Si tienes claro cuál es el perfil del cliente potencial de tu producto sabrás también cuál será, proporcionalmente, tu esfuerzo para llegar hasta él.

Cuando tienes una web, si no quieres perder dinero, debes saber dónde tienes que invertir y conocer muy a tu tipo de cliente. Si tu cliente está en Facebook será ahí donde deberás estar, si está en LinkedIn esa será la red social que deberas conocer y tu inversión en Google Adwords también será proporcional, pero algún tipo de acción publicitaria debes hacer si pretendes vender o que te conozca tu público.

Recuerda que no solo es tener una web, es también saber cómo promocionarla para que te sea útil y te haga ganar dinero y por eso en ALG Informática ofrecemos el servicio de asesoramiento. Si quieres una web y tienes dudas, llámanos y te atenderemos sin compromiso. En ALG queremos ayudarte a crecer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies