Aprende a usar la cerradura.

El router, o Gateway, es literalmente la “Puerta de Enlace” de nuestra red doméstica. Toda la información dentro de nuestra casa pasará, ineludiblemente por este dispositivo electrónico, y seguir unas pautas de seguridad nos ayudará a tener “las puertas cerradas” a posibles intrusos.

  • Cambia el SSID WIFI (el “nombre de la red wifi”) y la clave original. Hay miles de programas que abren esas claves en menos de un minuto.
  • Utiliza un SSID que no se relacione con la familia o con la vivienda.
  • La seguridad debe de ser WPA2, WEP se ha demostrado que es fácilmente vulnerable.
  • La contraseña debe ser robusta, pero lo más importante es que no sea la original. Cámbiala. Si tu router lo permite, cambia también la contraseña de administrador de su página de ajustes.
  • El router, como el ordenador, debe estar actualizado. En la mayoría de los casos el router será del proveedor de internet y se actualizará de forma automática, pero si tenemos un router propio que hemos comprado tendremos que asegurarnos de que esté actualizado.
  • Reinicia el router periódicamente (una vez por semana). Apagar el router por las noches o cuando no lo utilizamos puede aumentar la seguridad informática, pero es un indicador que utilizan los ladrones de casas para saber cuándo están vacías. Valora si apagarlo o no durante las vacaciones.

Referencias del documento:
Articulo refundido y modificado por la Subdelegación de Defensa en Valencia.
Artículo publicado en el Boletín de Concienciación del Mando Conjunto de Ciberdefensa.

Mando Conjunto de Ciberdefensa Estado Mayor de la Defensa Ministerio de Defensa

Share This