Es normal, en lo que a redes sociales o RRSS se refiere, andar un poco perdido respecto a su utilidad para nuestra empresa. Y es que no existe una clave que sirva para todos iguales ya que cada sector, servicio y producto tiene su público objetivo. Es por eso que cada empresa va a necesitar una estrategia diferente.

Qué RRSS debes considerar según tu tipo de cliente

Antes de considerar cuál será tu estrategia de márketing digital deberás tener perfectamente dibujado a tu cliente. Esto significa conocer su edad, gustos, costumbres, poder adquisitivo y todos los detalles de que dispongas. Una vez identificado tu target o cliente ideal tendrás que saber dónde está o mejor, dónde no vas a encontrarlo.

Facebook: hablar de mayorías en esta red no te va a ayudar mucho, ya que existen multitud de subgrupos que podrían interesarte. Por eso mejor descartaremos los que no vas a encontrar; si ofreces algún producto o servicio para adolescentes o jóvenes, mejor invierte tu dinero en otro lugar.

Snapchat: aunque aquí sí que hay gente más joven, la pega es que los vídeo que aquí compartas solo estarán online durante un periodo determinado. Después tus contenidos serán eliminados.

Instagram: no es una red para los que disfrutan escribiendo o leyendo todos los detalles, pero hay gente joven. Funciona muy bien si tu producto es muy visual o si quieres ofrecer algún servicio que requiera de una continuidad (el antes, el después, durante su uso). Puede ser un buen escaparate de producto.

Pinterest: pasado ya el boom inicial, en España no es de las más usadas, pero deberías emplearla como escaparate para tus productos, con enlaces para facilitar la compra a los usuarios.

Twitter: ya sabes que aquí el tamaño sí importa y es que la limitación de tus publicaciones es importante. Las empresas suelen usar esta red como una especie de “atención al cliente” o servicio pos-venta. De esta forma podrás ofrecer a tus cliente un canal para contactar contigo, aportar sugerencias o quejas y resolver dudas. Aquí el tiempo es importante y otra cosa que se valora mucho es el tipo de respuesta. Si lo usas bien puede aportar un gran valor a tu empresa.

LinkedIn: podrás emplear este canal para hacer networking, conectar con posibles colaboradores o buscar nuevos clientes. Siempre que tu servicio o producto se dirija a otras empresas y no al cliente final.

En ALG Informática podemos encargarnos de tus redes sociales y asegurarnos de que estás donde debes estar. Cuidaremos por ti las formas, el tono, la gramática y los contenidos. Pide presupuesto sin compromiso.

Share This