Las redes sociales o RRDD son herramientas sumamente funcionales, gratuitas en su mayor parte y muy interesantes para una empresa. ¿Pero hay que conocerlas todas? No hace falta, pero sí que es importante saber en cuál de ellas están tus clientes. Por ejemplo, pongamos que tú ofreces algún tipo de producto para teenagers o adolescentes ¿crees que sería buena idea inundar Facebook con tu marca? Pues posiblemente no.

Supongo que te habrás dado cuenta de que, de un tiempo a esta parte, Facebook ha dado cobijo a madres, tías y abuelas de los adolescentes actuales. Eso es algo que a todas luces no parece muy recomendables para los selfies de postureo y otras fotos comprometidas que dichos adolescentes suelen publicar y es por eso que la mayoría han huído despavoridos a lugares como Instagram o SnapChat.

Es importante también cuidar detalles como el tono porque la forma en que te dirijas a tus clientes determinará tu capacidad para llegar a ellos. Ojo con las faltas de ortografía, además de contemplar estos pequeños consejos:

  • Cuando compartes otra publicación, foto o noticia, nunca lo hagas sin antes añadir tu opinión o una frase que defina tu postura respecto al contenido que estás compartiendo.
  • Si quieres publicar un enlace, espera a que aparezca la miniatura que hace referencia a esa noticia y borra dicho enlace (queda más profesional).
  • Usa los hashtags (palabras o frases precedidas de almohadilla) que puedan hacer referencia a tu publicación. Por ejemplo, si estás publicando una foto de una empresa de informática, podrías poner #informática #informáticos #reparacióndeordenadores #técnicosinformáticos. Fíjate que cuando son varias palabras se escriben sin espacios para que el hashtag las recoja. Esto sirve para agrupar esas imágenes o información concreta por carpetas y cuando alguien busque “informáticos” verá tu publicación dentro de las opciones que se muestren en esa carpeta. NO USES HASHTAGS EN LINKEDIN.
  • Contesta siempre lo más pronto que puedas a todos los usuarios que te hablen, te pongan comentarios o te pregunten alguna duda. Si crees que no vas a poder contestar en seguido, algunas redes te permiten añadir una respuesta automática.
  • Aprende. Fíjate en las publicaciones que suscitan más interés o en las más comentadas y compartidas. Algunas redes como Facebook o Twitter disponen de estadísticas que te muestran datos muy interesantes respecto a tus clientes y eso te ayudará a crear ofertas más específicas.
  • Contrata a un Community Manager. Piensa que hay acciones en tu plan de marketing que estarán orientadas a hacer crecer tus ventas, pero también debe haber otras diseñadas para mejorar tu estatus o tu marca y algunas de ellas dependen al 100 % de un profesional experto que sepa cómo hacerlo.

Si tienes alguna duda en ALG Informática te informaremos de todos los detalles que necesites y si lo prefieres, pueden contratar con nosotros la gestión de tus redes sociales. Te ayudamos a crecer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies